Como dice el refrán,

“El que la sigue la consigue”

Son varios los años en los que el objetivo mostrado en la imagen se iba sucediendo en nuestro plan estratégico y siempre con el mismo resultado,

el próximo año seguro que sí.”

Pues bien, este año SI.

El taller, donde José Arredondo Mato fundó Bombas Trief en 1967, se nos ha quedado pequeño y aunque son muchas las vivencias que en él tenemos, era necesario un cambio de aires. Necesario para nuestros clientes, que se merecen un mejor servicio, para nuestros trabajadores, que se merecen un mejor entorno de trabajo, y en definitiva mejor para todos.

Las nuevas instalaciones son más amplias y mejoradas lo que nos va a permitir la creación de nuevas líneas de fabricación y montaje para aumentar considerablemente nuestra capacidad de producción, mayor superficie de almacenaje que nos ayudarán a reducir los tiempos de respuesta y maquinaria más moderna, que nos permitirán satisfacer en mejor medida las necesidades técnicas crecientes de nuestros clientes.

Todos somos conscientes de que este cambio era necesario, pero también todos sabemos que parte de nosotros esta en este taller, así que con alegría pero también con tristeza nos tocará despedirnos en breve de nuestro querido taller del barrio bilbaíno de Zorroza.

 ¡Agur y hasta siempre!

PD: Os dejamos alguna foto y próximamente os anunciaremos la fecha en la que nos mudamos.